La educación bilingüe en Latinoamérica una necesidad al alza

El aprendizaje del inglés se ha convertido en un importante tema estratégico en Latinoamérica. La demanda por el idioma se duplicó en la región durante el último año de la pandemia por el interés de estudiantes y personas en general de mejorar sus conocimientos de la lengua, según el estudio del grupo internacional Randstad, especialista en Recursos Humanos.

Al mismo tiempo, una reciente encuesta realizada por Maple Bear, red de colegios canadienses con presencia en 31 países en todo el mundo, destaca que el valor añadido que otorga el aprendizaje del idioma inglés para conseguir un mejor puesto de trabajo es importante para la mayoría.

Sin embargo, el 71% de los encuestados tiene un nivel básico (puede leer un menú, por ejemplo) o un dominio intermedio (puede sostener una conversación casual o pedir indicaciones en la calle).

Maple Bear también realizó un estudio en siete países de la región (Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Brasil) y se descubrió que ningún país en América Latina cuenta con un nivel de dominio alto o muy alto del idioma inglés. Otro hallazgo interesante resulta ser Argentina, que se encuentra a la cabeza en América Latina (Puesto 1 de 15) ya que posee un nivel de dominio moderado, pero no aparece dentro de la clasificación global de los primeros 20 países con alto dominio del inglés (Puesto 25 de 80).

Los datos sobre la educación bilingüe en la región corroboran la necesidad de incrementar la calidad del conocimiento y el dominio de los latinos, ya que en la mayoría de los países latinoamericanos los currículos oficiales ya incluyen la instrucción del idioma inglés.

Adicionalmente, el 52% de los encuestados por Maple Bear considera que aprender inglés es muy relevante ya que les permitiría tener una mejor carrera profesional en el futuro, por ejemplo.

Una crisis educativa en la puerta – Desde 2015, los Estados Miembros de la UNESCO acordaron financiar la educación a un nivel de entre el 4% y el 6% del PIB o entre el 15% y el 20% del gasto público, pero la mayoría de los países de América Latina se encuentra lejos de dicha realidad. El estudio de Maple Bear destaca que el Banco Mundial, en su más reciente actualización de datos que va desde el 2017 hasta la fecha, se reportan las cifras de inversión educativa de 5 países latinoamericanos, poniendo a Costa Rica en primer lugar con 7.4% de PIB dedicado a la educación. En este recuento le sigue Brasil con 6.2% en el PIB, México con 4.9% sobre el PIB y Colombia 4.5%. Otro factor para considerar es que sólo el 1% del importe de los paquetes de estímulo posteriores a la COVID-19 se destina a la educación en los países de bajos ingresos y sólo el 2.9% en los países desarrollados.

En el caso de la enseñanza del idioma inglés, la realidad es triste. No hay un monitoreo sistemático de la participación en las clases de inglés en los países latinoamericanos ni de la calidad de las clases ofrecidas, y la información disponible con frecuencia es incompleta, inaccesible o desactualizada.

La encuesta de Maple Bear arrojó otro dato a considerar cuando se piensa en el futuro de los estudiantes. El 56% de los encuestados latinoamericanos (entre 18 y mayores de 50 años) piensan que sus vidas son completamente diferentes a lo que fueron las de sus padres, producto de la globalización, el internet y la irrupción de la tecnología en la vida cotidiana.

La mayoría coincide en que, conforme la globalización tenga mayor efecto en la toma de decisiones, se necesita hablar más inglés. Con los tratados de comercio internacionales, las empresas en Latinoamérica no son únicamente nacionales, sino grandes consorcios internacionales que, por lo general, involucran a los países de habla inglesa.

Los datos arrojados por una encuesta de OCC-Mundial refuerzan esta tendencia. El 47% de sus encuestados dijo que hoy día las entrevistas para los trabajos más atractivos son en el idioma inglés; mientras que el 21% detalla la importancia del idioma al presentarse en alguna oferta laboral. Por otra parte, sólo un 18% no ha tenido necesidad de demostrar el manejo del idioma en su profesión.

“Si bien, el COVID-19 nos puso las cosas difíciles, también nos mostró el camino a seguir. Tenemos que acompañar a los alumnos para que lleguen a su potencial”, reflexionó Natalia Tieso, Magister en Educación y directora de Maple Bear LATAM, “el aprendizaje de otro idioma motiva la creatividad, despierte el interés en conocer otras culturas, otras formas de relacionarse con el arte, por ejemplo. Y más allá de poder obtener una mejor oportunidad laboral, también nos ayuda a trabajar la tolerancia, a entender que no hay un idioma mejor que otro o una cultura mejor que otra, sino que un idioma adicional nos enriquece a cada uno de nosotros. Y también nos permite comprender otras perspectivas y evitar conflictos mayores, por ejemplo.”

En 2020, Maple Bear, de la mano de L.E.K Consulting, también realizó un análisis sobre el impacto del COVID-19 en la educación, tanto en Latinoamérica como a nivel mundial. Este estudio señala la tendencia creciente de la educación bilingüe en Latinoamérica en los próximos dos años. “Sin lugar a duda, la pandemia ha profundizado la brecha educativa de la región, que ya era evidente, pero ahora se ha agravado aún más. Además, el avance de la tecnología y las nuevas oportunidades laborales exigen una educación de calidad”, concluye Natalia Tieso.

Esto se traducirá como una demanda obligatoria para las futuras generaciones. Es necesario generar las mejores herramientas para nuestros actuales alumnos quienes serán líderes en un mundo globalizado y el inglés es un gran primer paso para el futuro que vendrá.

Acerca de Maple Bear

Maple Bear es una institución educativa canadiense con presencia en 30 países, 400 propietarios, 540 colegios y 41,000 estudiantes. Actualmente, tiene colegios en México, Corea, China, Vietnam, Singapur, Malaysia, Filipinas, Bangladesh, Sri Lanka, India, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Turquía, Marruecos, Brasil, Perú, Hong Kong, Rumania, Bulgaria, Nepal, Tailandia, Estados Unidos, Guatemala y próximamente abriendo escuelas en Kenia, Argentina, Albania, Croacia, Serbia, Ucrania, Paraguay, Portugal, España y Australia. Las oficinas centrales de Maple Bear Global Schools están ubicadas en Vancouver, Canadá. Para más información accede aquí: www.maplebearlatam.com

Sigueme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.