Reconstrucción mamaria mejora la calidad de vida y el autoestima, afirman médicos

Una de cada 10 mujeres con cáncer de mama se somete a una reconstrucción mamaria incrementando su calidad de vida y autoestima

En México, se estima que una de cada 10 mujeres con cáncer de mama se someten en algún punto a una mastectomía, según datos proporcionados por el Hospital Houston Methodist NotiPress. Este procedimiento amputa uno o ambos senos a causa de los tumores malignos los cuales con el fin de tratar o prevenir el cáncer de mama.

Además del cambio físico al que son sometidas las pacientes, la mayoría de las mujeres presenta un daño psicológico y en su autoestima, ello al ver afectada su imagen. Por ende, una cirugía reconstructiva como la mastectomía puede ayudarles a sentirse y verse mejor, asimismo resulta más sencillo por las técnicas actuales para trasplantar tejido de otra parte del cuerpo a la zona afectada.

Bajo ese contexto, el doctor Richard Siy, cirujano plástico del Hospital Houston Methodist destacó que el tejido abdominal es de las principales zonas que se utiliza para este procedimiento. “Tomamos el exceso de piel, grasa y a veces músculo para el trasplante y llevarlo al tórax, a esta cirugía se le denomina cirugía de colgajo abdominal“, subrayó.

Luego, los especialistas reposicionan el tejido en la herida de la mastectomía y vuelven a conectar el suministro de sangre, de ser necesario se suturan los bordes de la incisión del seno. “Esta reconstrucción toma el tejido de una parte del cuerpo, después viene el suministro de sangre y se vuelve a conectar con los vasos sanguíneos del tórax“, agregó.

De acuerdo con el doctor Richard Siy, la cirugía de colgajo se puede realizar durante la misma mastectomía, o bien, puede tardar años. “Puede ser apropiado después de una lumpectomía (resección de un tumor) donde se haya extraído una gran cantidad de tejido mamario“, indicó.

Cuando las mujeres se someten a una reconstrucción mamaria, en el momento de la mastectomía pueden tener operaciones más prolongadas y un mayor riesgo de problemas de cicatrización. Sin embargo, la reconstrucción inmediata puede mitigar el impacto emocional de la mastectomía, limitar el número total de cirugías y reducir los gastos médicos.

Respecto a la situación psicológica y la apariencia del seno reconstruido el doctor Siy aseguró que se verá normal bajo la ropa y el seno se esculpe proporcionalmente. Además, el nuevo seno puede sentirse natural aunque no tendrá la misma sensación que el seno original, pero meses después de la cirugía se recupera algo de sensibilidad.

Para los expertos del Hospital Houston Methodist técnicas como la mastectomía no solo tienen el objetivo de salvar vidas y prevenir el cáncer. También generan un impacto positivo en la psique de las mujeres y evitan problemas colaterales, por ejemplo episodios intensos y prolongados de irritabilidad, ansiedad o depresión.

Fuente de información NotiPress

Por Andrés Zimbrón

Sigueme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *