BorgWarner, el trofeo que conmemora el legado de las 500 millas de Indianápolis

La historia detrás del trofeo BorgWarner, el reconocimiento otorgado a los ganadores de las 500 millas de Indianápolis

El trofeo BorgWarner, diseñado en 1935, es uno de los premios más emblemáticos del mundo deportivo, no solo por su icónico diseño, sino por el legado que representa. Pues este alberga el legado de diversos personajes clave en la historia de la compañía BorgWarner, además de momentos emblemáticos de la empresa en la industria de la movilidad y el automovilismo deportivo.

Según información de BorgWarner, a la que NotiPress tuvo acceso, Dicho trofeo se presenta ante el ganador de las 500 millas de Indianápolis, considerado uno de los mayores espectáculos del automovilismo. Incluso, Fred Lissalde, presidente y CEO de BorgWarner afirma, “los corredores que han ganado las 500 millas de Indianápolis, a menudo hablan de ganar su lugar en el Trofeo Borg-Warner como uno de sus mayores logros”.

Cabe mencionar, el trofeo originalmente contaba con un espacio para colocar el nombre de 70 ganadores de la carrera, sin embargo, desde 1984 se agregaron dos bases de plata esterlina para incluir a los ganadores adicionales. El trofeo actualmente contaba con espacio disponible para albergar a los ganadores de dicha competencia hasta su edición de 2023.

Robert J. Hill y Spaulding-Gorham fueron los encargados del diseño del trofeo BorgWarner en el año de 1935. Este fue creado bajo la influencia del estilo Art Deco y fabricado en plata esterlina; entre sus características clave se encuentran las “alas” a cada lado de trofeo, las cuales simbolizan la velocidad de vuelo.

Otro de los rasgos relevantes de este es el banderillero en la parte superior del trofeo y el relieve de plata esculpido con la imagen de cada ganador de las 500 millas. Por otra parte, el trofeo alberga un rostro especial, el cual es el único que está fundido en oro. Dicho relieve, pertenece a Anton “Tony” Hulman, quien fuera propietario de Indianapolis Motor Speedway (IMS), entre 1945 y 1977.

En 1936 se realizó la presentación oficial del premio BorgWarner en una cena organizada por el entonces propietario de la compañía IMS, Eddie Rickenbacker. Durante dicho evento, el trofeo se proclamó como el premio anual para los ganadores de las 500 millas de Indianápolis. El primer ganador en recibir el trofeo BorgWarner fue Louis Meyer, quien tras ganar por tercera ocasión las 500 Millas de Indianápolis fue grabado para la posteridad en dicho premio. Meyer es uno de los competidores más destacados de esta competencia al ser uno de los únicos diez pilotos en ganar al menos en tres ocasiones.

Cabe destacar, el propietario del equipo que gana el Indianápolis 500 recibe el BorgWarner, trofeo propietario del equipo. Este es una réplica del trofeo BorgWarner, sin embargo, lo diferencia una banda de coches de carrera acentuada en oro, cuyo objetivo es simbolizar la importancia del equipo y reconocer el papel de los propietarios.

Así, el Trofeo del propietario del equipo campeón de Borg-Warner se estableció en 1998, el año en que BorgWarner marcó su 70º aniversario como innovador pionero en la industria automotriz. A su vez, el primer Trofeo del propietario del equipo Campeón de BorgWarner fue presentado en abril de 1998 a Fred Treadway, de Treadway Racing, para conmemorar la victoria en el Indianapolis 500 de 1997 con el piloto Arie Luyendyk.

Views: 6

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Pop Up Image

¡Recibe nuestros contenidos gratuitamente!

Somos un medio de comunicación digital y agencia de marketing y publicidad. Explora nuestros servicios para impulsar tu marca y mantente informado con noticias veraces. No te saturaremos con correos no deseados.X

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

Discover more from DIMENSION TOTAL

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading